fbpx

Fanesca: el exquisito sabor de la tradición ecuatoriana

En Ecuador, la Semana Santa no solo se celebra con devoción, sino también con una tradición culinaria que deleita los paladares más exigentes: la fanesca. Este delicioso plato, lleno de historia y sabor, es un auténtico símbolo de la riqueza gastronómica y cultural de nuestro país.

La esencia de la fanesca

La fanesca es mucho más que un simple plato de comida; es una expresión de identidad y religiosidad arraigada en el corazón de cada hogar ecuatoriano. Preparada con los ingredientes más frescos y variados, la fanesca es un verdadero festín para los sentidos. Desde lentejas hasta bacalao, pasando por una amplia gama de especias y hierbas aromáticas, cada ingrediente se combina magistralmente para crear una explosión de sabores única en cada bocado.

Tradiciones familiares y religiosas

La preparación de la fanesca es toda una ceremonia en sí misma, transmitida de generación en generación dentro de las familias ecuatorianas. La elección de los ingredientes y la forma de cocinarlos varía según la tradición de cada hogar, pero todos comparten el mismo espíritu de unión y celebración durante la Semana Santa.

Un plato con profundo significado

Además de su sabor incomparable, la fanesca está cargada de simbolismo religioso. Los 12 granos que componen este plato, en referencia a los 12 apóstoles de Jesucristo, son una muestra de devoción y respeto por las enseñanzas de la Iglesia Católica. El uso del pescado, en cumplimiento de la prescripción de abstinencia durante la Cuaresma y la Semana Santa, refuerza aún más su conexión con la fe cristiana.

Un viaje a través de los sabores de Ecuador

La fanesca es un reflejo de la diversidad gastronómica de Ecuador, combinando ingredientes de las regiones de Costa y Sierra en una armoniosa fusión de sabores y tradiciones. Es un plato que une a las familias ecuatorianas en torno a la mesa, fortaleciendo los lazos culturales y transmitiendo el legado culinario de nuestra tierra.

Un tesoro culinario para el mundo

Con una historia que se remonta al siglo XVIII, la fanesca es un tesoro culinario que merece ser apreciado y compartido con el mundo. Su exquisito sabor y su profundo significado hacen de Ecuador un destino gastronómico imprescindible durante el Feriado de Semana Santa. Ven y descubre el encanto de la fanesca, un plato que cautiva los sentidos y alimenta el alma. ¡Te esperamos con los brazos abiertos y una mesa llena de tradición y sabor!

¿Conoces la preparación de la Fanesca?

Ingredientes:

  • Taza y media de bacalao
  • Media taza de col picada y arroz cocido
  • 2 tazas de zapallo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 tazas de choclo
  • 1 taza de zambo
  • Un cuarto de taza de achiote
  • Una taza de habas, fréjol, arvejas
  • 2 litros de leche
  • Una taza y media de crema de leche
  • Una taza de cebolla
  • Un diente de ajo picado
  • Una cucharada de comino molido
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

1. La noche anterior, lava el bacalao y retira el exceso de sal bajo un chorro de agua. Una vez que esté limpio déjalo remojar en leche, es necesario que la leche cubra el pescado. A la mañana siguiente, retira el pescado y guarda la leche.

2. Cocina todos los granos por separado hasta que estén suaves y resérvalos.

3. En una olla grande haz un refrito, colocando la mantequilla, la cebolla, el ajo y el comino. Déjalo hasta que se dore la cebolla, es decir, hasta que esté transparente.

4. Añade el arroz, la col, el puré de zambo, zapallo. Mezcla hasta que el arroz se pierda en la preparación.

5. Agrega poco a poco la leche del bacalao junto a los granos a mezcla todo.

6. Deja que esta mezcla hierva hasta que tome una textura más espesa.

Datos extras:

  • Se dice que el bacalao representa a Jesucristo.
  • Se creía que la familia que compartía la fanesca con otras personas, tendría comida durante todo el año.
  • Este plato contiene una alta carga de carbohidratos que brindan energía por todos los granos que lleva.
  • Tuvo su origen en la Sierra, sin embargo, se consume en todas las regiones diferenciándose en su preparación, por ejemplo, en la Costa se reemplaza el chocho por lenteja, lo que hace que le de un color más oscuro; o en la región insular no sería raro encontrar camarones en la fanesca. Los ingredientes cambian según los productos que se den en cada zona.

 

Cada familia tiene su propia preparación y acompañan la fanesca con diferentes ingredientes, pero lo que tienen en común es que es una de las fechas que logra reunir a toda la familia para preparar este trabajoso platillo.

Detalle del carrito0
Aún no agregaste boletos.
0